Buscar este blog

Cargando...

domingo, 9 de septiembre de 2012

QUE ES UN DISCURSO Y COMO HACER UN DISCURSO



QUE ES EL DISCURSO
El discurso es en general toda obra de extensión variable, dispuesta anticipadamente, para ser pronunciada ante el público con el objeto de persuadirlo y convencerlo De aquí su importancia. No es lo mismo leer un libro por mas excelente que fuere, que escuchar a un orador. Este se encuentra al contacto directo del público y por ende su presencia y el vigor de sus frases, conmoverán y el mismo alegría al pesar, de la emoción a la reflexión. Se puede comparar también a lo que sucede con un artista de cine, respecto a otro del teatro. Por más buen actor que sea, el cinematógrafo, como maquina solo repite su actuación.

El público se impresionara y lo aplaudirá. Pero cuan diferente es que el actor, en persona, se enfrenta al auditorio, encarnando, por ejemplo al complicado Hamlet, Erguido ante los espectadores, hablando a la conciencia de cada cual no solo a través de las frases, sino con los movimientos, con la mirada, con la voz vibrante o trémula, el público será influido y arrastrado irresistible por su íntima tragedia.
CONOCIMIENTO ELEMENTAL DEL DISCURSO Y SUS PARTES
1.- El exordio, es como una introducción breve por medio del cual el orador predispone el ánimo del público para que lo escuche debidamente. Ha de ser proporción a la extensión del discurso y contener un lenguaje claro y correcto. Se llama exordio legítimo, cuando se interesa al público con la misma importancia del tema, en cuyo fondo se ingresa. Y exordio impetuoso si el orador exclama una frase de gran efecto para captar súbitamente el interés de los oyentes.
2.- La proposición, el medio de la cual el orador se refiere ya al tema objeto del discurso. La referencia puede hacerse de un modo general, por lo que se denomina proposición sencilla, o ya dividiéndola por capítulos, se le califica de proposición con división por partes.
3.- El curso del discurso, que constituye el fondo del mimo y la parte principal, puesto que gracias a los argumentos y reflexiones o razones que utilice, el orador persuadirá al auditorio sobre las verdades opuestas y defendidas. El orador por medio de sus pruebas lo ha de convencer. Las pruebas pueden ser directas o indirectas, según se deduzcan del fondo del tema tratado o nazcan de sus consecuencias.
4.- El epilogo, s la última parte del discurso a través del cual el orador hace un resumen del asunto, revela la trascendencia de la verdad de lo expuesto y concluye despidiéndose del público. Por consiguiente, constituyendo el fin de su intervención, el epilogo será rotundo y animador para que los escuchas se retiren satisfechos y convencidos. Un epilogo carente de la debida energía o titubeante hará también, que el público quede desorientado,. En cambio, el orador que de él debido énfasis  sus últimas palabras y sepa retirarse del escenario lograra singular impactos en sus oyentes que no podrán olvidar fácilmente la eficacia de las ideas sustentadas y la verdad de sus vibrantes frases.

EL ARTE DE ESCUCHAR
Así como existe el arte de hablar, también hay el arte de saber escuchar. Hablar y escuchar se relacionan por razones obvias unas veces debemos escuchar en forma voluntaria y porque es de nuestro interés, tal como cunado concurrimos a una conferencia o a una entrevista o nos matriculamos en una academia o a un ciclo de cursos de perfeccionamiento otras veces, escuchamos por obligación, tal sucede cuando viajamos y nos encontramos en un lugar público. Lo que a menudo nos causa molestia; ya que aparte de que se refieren a trivialidades, estas van mescladas frecuentemente con exclamaciones y groserías.
En el primer caso cuando deseamos escuchar voluntariamente habremos de poner toda nuestra atención a fin de que no sea de eficaz provecho.
En el segundo caso cuando las circunstancias nos acerca a personas desconocidas y vulgares lo mejor es oír, pero no escuchar puede suceder también que cuando nosacompañan familiares o amigos a un espectáculo en forma por demás impertinentes rompan nuestra atención con preguntas y comentarios fuera de lugar, y que estos pueden formularse en el intermedio del mismo o mejor al termino para intercambiar así debidamente opiniones y criterios.

Quien sabe escuchar a de estar atento, silencioso y lo más inmóvil posible Pocas son en realidad las personas que saben escuchar A menudo se impone el egoísmo y el afán de hablar a veces, dos personas quieren hablar al mismo tiempo Ninguno quiere escuchar al otro, por más que fuere la ocasión para tratar sobre u tema profundo o para aconsejar o para dilucidar respecto al problema de alguno de ellos hay otros que demás de su interés por escuchar demuestran una total falta de descortesía tal acontece cuando el que se supone que escucha bosteza, entorna los ojos, mira sobre los hombros de su interlocutor, lee algún periódico o revista que lleva entre manos o prende despreocupado un cigarro. Esto revela un pésimo gusto, cuando no el mayor desde por la persona que hablo o trata de confiarle algún problema aunque el tema no sea de nuestro agrado a la persona que nos hable, e nuestra simpatía, se debe prestar cierta atención sino queremos pasar por faltos de educación y hacernos odiosos.

Es pues por propia conveniencia, porque se nos guarde respeto y consideración, que conviene n cometer semejante desaciertos. 
PRESENTACION ANTE UN PUBLICO LLENO
Esta técnica nos permite impresionar desde el inicio para ser un buen líder y mostrar y presentar nuestras cualidades físicas ante un público lleno en un ceremonia o cumpleaños en ceremonias.
QUE DEBE HACER ANTES DE UNA PRESENTACIÓN
Cuerpo recto y erguido: en la aparición en un estrado el orador debe cuidar su simpatía ante un público. Debe cuidar su postura manteniendo el cuerpo recto, erguido, sacando pecho; pero, sin exagerar.
Sonrisa fingida: la sonrisa es la llave que abre muchas puertas; pues inspira confianza a los demás, da carisma y se gana la simpatía del público. La sonrisa debe de ser natural o en todo caso fingida pero bien practicada.
Higiene: nuestra higiene debe ser optima, estar adecuadamente peinado, la cara y la mano totalmente aseados (especialmente las uñas) de igual forma los vestidos y los zapatos deben estar limpios y lustrados respectivamente.
Psicología del silencio: el orador al salir al escenario, no debe inmediatamente dirigir la palabra, empezar con una pequeña pausa que a la vez servirá para crear expectativa y mayor interés por parte del auditórium: para saber con qué tipo de público va a tratar, ordenar sus ideas y dar una mirada al auditórium. A todo esto se debe realizar en cinco segundos se denomina psicología del silencio.
Desplazamiento del escenario: en este proceso de comunicación el orador debe llevar las manos a la altura de la cintura, el cuerpo mantenerlo erecto al igual que nuestra cabeza, así mismo evitar joroba.
El desplazamiento debe ser hacia una sola dirección (izquierda-derecha, derecha izquierda).
Saludo: el saludo debe ser por orden jerárquico, es decir empezar por la persona mas importante o de mayor responsabilidad, que tenga un alto cargo para luego ir degradando hasta dirigirse al auditórium en general.
Voz: la entonación de nuestra voz debe ser impactante y clara: además debe crear confianza y dar seguridad al público. Nuestra voz también tiene que reflejar serenidad y equilibrio emocional.
Evitar en todo momento el titubeo; sino empieza la mofa del público y otras 
Vocalización: es forma como el orador debe empezar sus primeras palabras pronunciando correctamente, y por qué no debe decir durante tofo el desarrollo del discurso. Para su mayor ejecución es necesario saber realizar prácticas ejercitando los labios o la boca.
“Sr. Presidente Constitucional de la Republica
Sr. Presidente de círculo de periodistas
Distinguidos colegas, camarógrafos y reporteros gráficos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada